EL REGRESO DEL SOLDADO de Rebeca West

LA VERDAD ES LA QUE SANA, EL RESTO SOLO ES UN SUEÑO

Comentar un libro de Cicely Isabel Fairfiel (Londres1892-1983) más conocida por su seudónimo del personaje dramático de Ibsen: Rebeca West es todo un reto, pues tendremos que adentrarnos en su universo literario tan desarrollado en su afamada “Tilogía de Aubrey”, que comprende aspectos de su propia biografía de escritora, periodista y sufragista, y de las influencias de amistades tales como Virginia Wolf y Doris Lessing e incluso de su propio marido H.G. Wels.

Publicada en 1918 (solo llegó a España en 2008 por la editorial Herce) ejemplificaba por primera vez en esta época los dramáticos efectos de un conflicto (1ªGM) tanto en los soldados como en sus familias, mientras trazaba un tenso y apasionante retrato sobre el sacrificio, el arrepentimiento y la brutalidad de la guerra, capaz de alterar irremediablemente nuestra comprensión de nosotros mismos. Al mismo tiempo es uno de los estudios más imaginativos sobre la intimidad, la ilusión, la posesión y el terrible y destructivo esnobismo de la convención social.

Basada en un cuadrilátero amoroso de personajes en el que se insertan tres mujeres alrededor de un hombre, que representan tres diferentes tipos de amor: el comprometido, el obligado y el secreto. Mujeres muy distintas entre si: Katy (la esposa) distante, superficial, que sufre pero como sufrían las mujeres de la alta sociedad, encerrada en si misma, que apenas habla aunque si expresa languidez u ojeras, quejosa pero tolerante, enfadada con su nuevo sino pero manteniendo el tipo de las convenciones y del desvarío de su marido y las nuevas repercusiones que ello conlleva que afectan de lleno a su sentimiento amoroso ya establecido. Por otro lado está Margaret, un amor de juventud del capitán aristocrático perteneciente al estrato social más bajo, protagonista involuntaria al ser requerida por el amnésico guerrero como receptora de su nueva situación: está de baja por neurosis de guerra, solo dice reconocer sus relaciones de 15 años antes y por ello solo informa a esta mujer para que lo acoja mientras se cura ( o no). Es la prima Jenny quien nos informa y narra la historia, una mujer que sintió un amor sincero por el primo y que sigue adorándole pero con aceptación –cómo no—de lo convencional, aunque comprensiva hacia el resto de los actores de la trama (es como si una cámara nos estuviera relatando los acontecimientos, pues no en valde es la narradora). Ella nos dice qué hacen, que piensan y cómo actúan el resto de los personajes, aunque solo nos los cuenta de forma incompleta. Y finalmente está el esposo capitán Chris, el personaje sobre el que gira la novela, un hombre insulso que no entiende qué le pasa –porque cree que no le pasa nada—y que solo cuando se mira al espejo es consciente de que su cerebro está 15 años atrás pero su cuerpo no. No recuerda a su esposa y tampoco reconoce su casa o su vida. Solo reclama a su amor de juventud Margaret, con la que expresa –ahora si—el primitivo, pero abandonado, amor real y sincero que sintió por primera vez pero que las convenciones dieron al trasto con él.

Es sorprendente como en un tan corto relato de apenas 140 páginas la autora es capaz de hacer un retrato de la sociedad de la época, de las convenciones sociales, reflejando por un lado a los snobs y elitistas de clase alta señores Brady, rayanos en la perfección matrimonial y familiar, con múltiples alusiones a la belleza de Kitty y por otro la deteriorada, desaliñada y vulgar de Margaret que por circunstancias  ahora pertenece a un plano social inferior. En esta confrontación de caracteres, sobre todo femeninos, parece desprenderse un posicionamiento  (que precede en 100 años) hacía los comportamientos femeninos con una clara alusión a las trabas educacionales y de clase que impiden su desarrollo tal y como lo consideramos en la actualidad. Y no solo eso, sino también la crítica que emana hacia las diferencias de clases, poniendo en la minusvalorada la mejor expresión moral, puesto que en ella está el problema planteado de la historia y bajo su responsabilidad y a su costa se produce la solución. Y finalmente,  el apego a los sueños rotos de la adolescencia y la pena por lo que pudo haber sido y no fue, pues todo permanecerá igual y ¡solo ha sido un sueño!

León, noviembre de 2022

Vicente Morán y el club de lectura “caminodelibros.com”

REGRESO DEL SOLDADO, EL, WEST, REBECCA, ISBN: 9788432240874
EL REGRESO DEL SOLDADO de Rebeca West
Seix Barral 2022

 

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana