PENSAMIENTOS DESDE MI CABAÑA de Kamo no Chômei

«Desnudo regreso a la naturaleza como contrapeso del pesimismo vital»

Considerada una obra fundamental de la literatura japonesa clásica (siglo XII), es un ensayo sobre la vida sencilla y la relación con la naturaleza. Una pequeña obra de gran belleza, inspiradora y sugerente (J. Pigeot); un elixir que engrandece las mentes (N. Sôseki). Un texto de ochocientos años de antigüedad que es un canto a la libertad, la contemplación y la autosuficiencia.

Escrita y protagonizada (es un relato autobiográfico) por Kamo no Chômei, un célebre ermitaño del Japón medieval (1155-1216), en una época convulsa en la que los guerreros desposeyeron a los nobles cortesanos de sus prerrogativas.

Reconocido como poeta, amante de la música e integrado por lazos familiares en la comunidad cortesana, pero desalentado por diversos y frustrantes avatares inicia un proceso de desapego hacia los bienes materiales, se mete a monje y, mediatizado por la introducción en Japón del budismo, construye una filosofía de vida que lleva a la práctica aislándose progresivamente para acabar viviendo en una cabaña que el mismo se construye y desde donde va a emitir sus “pensamientos”.

Bajo la metáfora de la “morada” o casa estructura su pensamiento y reflexiona sobre la vacuidad de toda ambición y la vanidad de los proyectos humanos: la vida eremita frente a la precariedad de la existencia humana.

En esta pequeña obra, bellamente editada por Errata Naturae, vemos que en tan solo 147 páginas caben “Los Pensamientos…”, el prólogo deslumbrante de Natsume Sôseki, un postfacio de Jacqueline Pigeot y un texto sobre el autor, titulado “Retiro y Poesía” de Tammamurs Kyo que nos van a permitir interpretar mejor la obra de Chômei y el contexto en el que escribió este texto.

Vicente Morán y el club de lectura «caminodelibros.com». Agosto 2019

  Pensamientos desde mi cabaña

  Kamo no Chômei

  Errata Naturae, 2018

   

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana