NOSOTROS EN LA NOCHE de Kent Haruf

«HISTORIA DE UNA RELACIÓN AMOROSA ENTRE VECINOS EN LA SOLEDAD DEL OTOÑO DE LA VIDA»

Escrita poco antes de que un cáncer acabara con la vida del autor rezuma componentes autobiográficos, resultando un libro pausado, emotivo y nostálgico, que ofrece una mirada al pasado mientras uno se prepara para el futuro.

Kent Haruf escribió 6 novelas, todas ellas ambientadas en un espacio rural mítico e imaginario (el condado de Holt) poblado de pequeñas comunidades del estado de Colorado (USA) de donde era oriundo.

Los vecinos Louis y Addie viudos desde hace años y que acaban de franquear las puertas de la vejez no han tenido otra opción que acostumbrarse a vivir solos debido a sus circunstancias vitales. Y la soledad se les hace más difícil sobre todo en las horas de después del anochecer. Addie, la mujer, no parece estar dispuesta a conformarse con esta situación por lo que, de la forma más natural, toma la iniciativa de hacer una visita a su vecino Louis para hacerle una sorprendente propuesta: «Me preguntaba si vendrías a pasar las noches conmigo. Y hablar…» a la que, tras su extrañeza, el hombre accede. Se inicia así una relación que con el tiempo evoluciona para crear una atmósfera de intimidad y cariño mutuos. Y aunque tendrán que afrontar las habladurías de los vecinos y la incomprensión de sus propios hijos, vislumbran la posibilidad real de pasar juntos el resto de sus días.

Al principio se sienten extraños, pero noche tras noche van conociéndose de nuevo: hablan de su juventud y sus matrimonios, de sus esperanzas pasadas y sus miedos presentes, de sus logros y errores. Están siempre presentes y envolviendo a la historia el afecto y el sentimiento de proximidad. Esos instantes de compañía sirven a los protagonistas, y a los lectores como testigos de la historia,  para conocer las vidas de ambos en clave retrospectiva, pero sin dejar de lado el presente. Quiénes han sido, cómo han llegado a este momento de la vida, qué les ha preocupado y qué han querido, cuáles han sido sus expectativas y cómo el paso del tiempo les ha dado respuesta. De ello iremos deduciendo también el tipo de vínculos socio-familiares que conforman sus caracteres, ya que así nos resultará más comprensible el desenlace de esta relación.

Un final de ruptura algo abrupto que puede resultar desconcertante a algunos lectores en el sentido de comprobar como una mujer que se nos presenta decidida y valiente acaba sucumbiendo al rol materno-filial excluyente para constituir una nueva relación amorosa que, según se nos muestra, es muy deseada por ambos y les viene a renovar y rellenar sus vidas aisladas y ya en su etapa vital última.

Nos resulta por tanto un relato  de evocación de un lugar y unos personajes sutilmente devastador y delicado, con detalles cuidadosamente escogidos; una historia plácida pero nunca complaciente; íntima y contenida; conmovedora y agridulce; creíble, pausada, con seres humanos con sus miedos, maldad y amor, alegría y tristeza, sin sentimentalismos ni clichés.

Un retrato del amor humano, el primario, el real, con la tercera edad como protagonista. Una reflexión sobre la soledad y la necesidad de compañía, sobre la vida y el amor, sobre la fugacidad de la vida, sobre los pequeños detalles, pero también sobre los nudos establecidos culturalmente que nos acaban impidiendo un mayor goce de la vida.

León, Octubre de 2021

Vicente Morán y el club de lectura “caminodelibros.com»

 

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana