LA COMPOSICIÓN DE LA SAL de Magela Baudoin

«El poso queda cuando se evapora la vida»

Los catorce relatos componen esta pequeña radiografía sobre el ser humano, II premio Hispanoamericano de Cuento García Márquez de  2015, son una aproximación punzante al alma; la autora explora en cada una de sus historias varias situaciones, en ocasiones límites, en otras un salto al vacío hacia lo sentimientos, la nostalgia y la culpabilidad.

Cuentos que en apenas unas frases te han contado más de lo inimaginable, donde se construye a partir de secuencias cotidianas historias sobre personajes corrientes que necesitan algo, en ocasiones de forma inconsciente: ser escuchados, comprendidos, abrazados… Historias que generalmente abordan la tristeza, el remordimiento y la esperanza.

Magela Baudoin señala que lo que ama del cuento es la manera en la que en él puede verse un mundo en una fractura. “En una pequeña grieta puede verse un mundo, puede verse un imaginario, puede verse una fuerza psicológica apenas con una imagen que evoca y alude muchas más cosas. Esa potencia poética que cifra la alusión me gusta muchísimo”, concluye. Es ahí donde radica la columna de La composición de la sal: En una aparente calma, en escenas cotidianas que esconden grietas tanto en temas personales, como sociales, y todo el espectro que conecta a ambos. “Me interesa cuando esa serenidad que hay en lo ‘normal’, se quiebra y pone a temblar a esa estabilidad. También me interesa la irrupción de la memoria en el ahora como un elemento presente, como un elemento disruptor, un elemento perturbador de la calma”.

Probablemente aquello que aúna todos los cuentos es la AMBIVALENCIA del hablar, del acaecer. Todos los personajes están siendo, están acaeciendo, se están transformando y torciendo en su espacio vital.

La sal puede servir para sanar, pero también para hacer daño (en las heridas abiertas).

Septiembre 2019

Vicente Morán y el Club de Lectura «Camino de Libros».

 

Resultado de imagen de la composición de la sal portada

  LA COMPOSICIÓN DE LA SAL 

  Magela Baudoin (con prólogo de Alberto Manguel)

  Navona Ficciones 2017

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana