EL OLVIDO QUE SEREMOS de Héctor Abad Faciolince

«La memoria escrita al rescate del olvido»

Biografía novelada, escrita por su propio hijo, de Héctor Abad Gómez, médico y profesor de salud pública de Medellín (Colombia) en la que hace una reconstrucción amorosa, paciente y detallada al héroe de su vida, al padre cercano, de corazón generoso, compasivo y tolerante, al médico humanista, catedrático universitario, consultor en la OMS, obsesionado por la medicina social preventiva y la extensión de la salud pública a todos los rincones de la ciudad. Un personaje que dedicó su vida a luchar por los derechos humanos y mejorar la vida de los más desfavorecidos y que, como consecuencia de ello, acabó asesinado el 25 de agosto de 1987 por lo adláteres de la violencia política de dicho país.

Un relato desgarrador y emocionante sobre la familia, asi como una sobrecogedora inmersión en el infierno de la violencia política colombiana, en la vida y el alma de la ciudad de Medellín, en los ritos, pequeñeces, intimidades y grandezas de una familia; un testimonio delicado y sutil del amor filial y una evocación melancólica de la niñez.

El tema principal del libro es el asesinato del padre por el salvajismo político, lo que acarrea también una orfandad existencial, resquebrajando en el autor –joven aún entonces—de muchas de sus certezas y el inmenso vacío que dejó en él y en toda su familia la pérdida de este gran hombre. Incluso el título de la obra refuerza esta idea, pues proviene del primer verso de un poema de Borges que llevaba escrito a mano en el bolsillo cuando se lo encontró muerto (“Ya somos el olvido que seremos”).

En el desarrollo del libro hay otro cráter significativo en la vida de esta familia y que va a condicionar, sobre todo,  la evolución del personaje paterno. Se trata de la muerte prematura por enfermedad de una hija, la preferida del padre según nos dice el autor, inteligente y con cualidades artísticas (véase la niña de la portada de esta edición con su primera pasión, el violín).

Pero contra lo que podría parecer –afirma Vargas Llosa–no es un libro que desmoralice a pesar de la presencia devastadora que tienen en sus páginas el sufrimiento, la nostalgia y la muerte. Por el contrario, como ocurre siempre con las obras de arte logradas, es un libro cuya belleza formal, la calidad de la expresión, la lucidez de las reflexiones, la gracia y finura con que está retratada esa familia tan entrañable y cálida que uno quisiera fuera la suya propia, hacen de él un libro que levanta el ánimo, muestra que aún de las más viles y crueles experiencias, la sensibilidad y la imaginación de un creador generoso e inspirado pueden valerse para defender la vida y mostrar que hay en ella, pese a todo, además de dolor y frustración, también goce, amor, ideales, sentimientos elevados, ternura, piedad, fraternidad y solidaridad.

La novela huye de dos grandes peligros que podían echarla a pique: una equivocada combinación o distribución de los muchos datos y anécdotas que la volviera aburrida y, sobre todo, el carácter sentimental-edulcorado de una hagiografía paterna. En un equilibrio que divide la obra casi en dos mitades exactas, las loas al padre ceden el paso a un desgarrado y duro relato de cómo se fue cerniendo la anunciada tragedia sobre esta familia, primero con el temprano fallecimiento de Marta -hermana del narrador- a los dieciséis años, y después con el terrible asesinato del padre.

Hay también en el libro un valor histórico, pues además de ser el retrato amoroso de un padre y del universo privado de una familia en Medellín, es sobre todo el retrato de miles de víctimas que ha dejado el conflicto. “No hemos soñado el uno con el otro para pedir venganza, sino para abrazarnos”, explica en el libro. El resultado es un homenaje al hombre y a su valentía. la palabra escrita rescató su vida para siempre del polvo del olvido. Y de paso rescató otras historias igual de dolorosas, trágicas e injustas.

León, septiembre 2021

Vicente Morán y el club de lectura “caminodelibros.com”

el olvido que seremos-hector abad faciolince-9788420426402

EL OLVIDO QUE SEREMOS de Héctor Abad Faciolince

Alfaguara, 2017 (reedición 2021)

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana