BOCA SELLADA de Simonetta Agnello Hornby

“Toda familia tiene sus secretos, sus dramas…”

La lectura de esta tercera novela de su “trilogía familiar” –iniciada con  “La Mennulara” y seguida con “La tía marquesa”– de la tardía escritora siciliana (abogada y jurista especializada en menores inmigrantes en Londres) nos deja con la sensación de que no llega a alcanzar el nivel conseguido en las anteriores (sobre todo con la primera).

Ambientada en la época actual vuelve a mostrarnos las entretelas de un ambiente familiar aristocrático agrario en decadencia, que se resiste a la modernidad. Una familia llena de personajes a los que cuesta seguir ya que, narrada en tercera persona, nos va describiendo un presente y un pasado de forma más o menos cronológica, pero de los que se van a deducir unas consecuencias futuras bastante predecibles. El cambio continuo de personajes con sus caracteres, conflictos, recelos, envidias y secretos ocultos va sugiriendo la línea argumental (ya insinuada desde el comienzo) par acabar desenmascarando el doloroso drama fundamental de esta familia tan aparentemente instalada en la tradición jerárquica de la unidad familiar.

Escrita en lenguaje sencillo, descriptivo – a veces un poco fofo–, fragmentado con referencias al pasado (en un ejercicio típico de reconstrucción), girando todo en el entorno de una familia siciliana y poniendo énfasis en sus dramas, sus desamores y sus misterios (un amor imposible oculto durante años), y confirmarnos que para tapar todos estos secretos (guardados en el cajón de las cosas silenciadas) hay que contar muchas mentiras que traen consecuencias en las vidas de sus protagonistas. Pero que la verdad termina por salir a la luz y que cuando lo hace no hay vuelta atrás.

Los ejercicios de deducción, indagación y reconstrucción mostrados por la autora a través de sus personajes principales ( y sobre todo con la emergencia progresiva  en escena de la misteriosa tía Rachelle) con la intención de crear una atmósfera de suspense no llegan a conseguirlo, ya que muchos lectores consideran que la narración es bastante plana y predecible de antemano.

Simonetta Agnello sigue empeñada en poner de relieve que aún siendo un mundo de hombres en el que el trato y la consideración hacia las mujeres deja mucho que desear, son éstas las que con su presencia impregnan de sensibilidad y de sentido práctico toda la obra, resultan imprescindibles, pues aunque cedan protagonismo a los personajes masculinos son ellas las que dan sentido, las que en el fondo modulan y cohesionan las relaciones familiares al tiempo que facilitan su imbricación en el entorno rural, agrio y duro.

Otra ocasión más para confirmar la opinión de Tolstoi  de que “todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada”.

León, mayo de 2019

Vicente Morán y el club de lectura “caminodelibros.com”

  BOCA SELLADA

  Simonetta Agnello Hornby

  Tusquets (Andanzas), 2008

Agradecimientos

A Pedro Sainz Guerra por cedernos uno de sus dibujos como logo del club

A los miembros del club por su espíritu participativo

A todos los que se dignen asomarse a esta ventana